Mundo NOVA
Charla abierta

Obama resaltó que "gracias a la democracia, Trump no logró el 100 por ciento de lo que quería"

Barack Obama habló sobre sus miedos y frustraciones, la situación política global. (Dibujo: NOVA)

Una semana después de la asunción y llegada de Joe Biden al Despacho Oval, Barack Obama habló en una entrevista en el programa A Vivir sobre sus miedos y frustraciones, la situación política global, el legado que deja Donald Trump y la pandemia de coronavirus que azota el mundo

Junto con el periodista Javier Del Pino, Obama contó que “gracias a la democracia, Trump no logró el 100 por ciento de lo que quería".

Además, cuenta en sus memorias, ‘Una Tierra Prometida’, que él no cree demasiado en el destino porque “alienta la resignación de los que no tienen nada y la complacencia de los poderosos”. Tanto es así que desde pequeño Barack Obama trabajó para no dejar nada al azar. Y no paró hasta que consiguió convertirse en el primer presidente afroamericano de la historia de los Estados Unidos.

"Los gobiernos son, como yo suelo decir, buques transatlánticos, no lanchas motoras. Mover la maquinaria del estado hacia una dirección mejor, requiere un esfuerzo enorme (...) Es más fácil parar algo que poner algo en marcha", dijo.

A Obama, Hope (Esperanza) y Change (Cambio) fueron las palabras que lo acompañaron durante sus campañas electorales y, aunque el presente y el futuro de hoy parecen más sombríos que los de 2008, nunca es tarde para tratar de recuperar aquel espíritu.

Durante los ocho años que ocupó la Casa Blanca se tuvo que enfrentar a la crisis financiera más grande en un siglo, a una oposición que llegó a poner en duda su nacionalidad o a la amenaza del terrorismo. Su reforma del sistema sanitario, el Obamacare, logró dar cobertura a millones de personas y la del sistema migratorio obtener la nacionalidad a infinidad de migrantes con raíces en Estados Unidos. Fue el promotor de la normalización de relaciones con Cuba, del pacto nuclear con Irán y destacó por su implicación en la defensa de los derechos de las minorías. Sin embargo, al abandonar la Casa Blanca, también se llevó en su mochila vital muchas frustraciones: Guantánamo, la falta de control de armas eficaz o un impulso mayor a la lucha contra el cambio climático.

Pero Obama no significó solo un cambio de políticas, sino una revolución en la manera de hacer política. Su sucesor, Donald Trump, hizo saltar todo por los aires en apenas cuatro años. Los Estados Unidos que se ha encontrado Joe Biden a su regreso a la Casa Blanca, ahora como Presidente, poco o nada tienen que ver con los que conoció siendo vicepresidente: una pandemia que deja miles de muertos y una aguda crisis económica, un aumento de las tensiones raciales y una sociedad crispada que no confía en sus instituciones.

Lectores: 408

Envíanos tu comentario