Nacionales
Preocupación

La advertencia de Machado: "Maduro y su entorno no están dispuestos a dejar el poder bajo ningún concepto"

La dirigente opositora y candidata presidencial, María Corina Machado.

Para María Corina Machado no hay posibilidad de que su inhabilitación política, usada como arma de la administración de Nicolás Maduro para impedir que se inscriba para las presidenciales del 2024, se resuelva escogiendo un nuevo candidato.

“Esa opción no existe. Vamos a construir la fuerza para lograr que las elecciones sean limpias y libre. Eso pasa por respetar el acuerdo de Barbados, donde se recoge que el candidato ganador de las primarias puede inscribirse en las elecciones”, comentó María Corina en una entrevista con el diario El País, de España.

“No hay que subestimar la estrategia del régimen que enfrentamos, y entender que ellos, Maduro y su entorno, han sido muy explícitos al respecto a que no están dispuestos a dejar el poder bajo ningún concepto”, sostuvo.

Venezuela, un país inclasificable

Venezuela es desde hace años un país inclasificable. Donde unos ven un Gobierno autoritario, otros ven una dictadura y otros, aunque cada vez menos, una democracia incomprendida.

En un lugar donde hay presos políticos y el control del chavismo alcanza a todas las instituciones del Estado, el pasado 22 de octubre dos millones de venezolanos salieron a las calles de todo el país a votar por un líder opositor con el que plantarle cara a Nicolás Maduro en unas elecciones presidenciales. Y no cualquier líder.

Más del 90 por ciento eligió a María Corina Machado, la representante del ala radical de la oposición, como candidata en 2024.

El resultado fue inesperado para todos. Para la propia Machado, cuya figura languideció durante años opacada por otros líderes opositores. Para estos últimos, que nunca habrían imaginado que a quien consideraban un verso suelto sin mayor arrastre los barriera en las urnas con esa fuerza.

Y, sobre todo, fue una sorpresa para el chavismo, que ya ha puesto a trabajar a toda su maquinaria para tratar de anular las primarias que la encumbraron como líder de la oposición.

Machado aseguró que este es solo el principio de un camino incierto. El chavismo mantiene sobre ella una inhabilitación con poco fondo judicial, pero que en la forma le impide participar en las elecciones.

No es ningún secreto que Maduro no quiere enfrentarse a ella en las presidenciales que el Gobierno y la oposición acordaron celebrar en 2024, en unas negociaciones que se acaban de retomar en Barbados después de meses de parálisis.

El levantamiento de las inhabilitaciones es otro de los puntos del acuerdo, pero para el chavismo Machado es una línea roja. Ella se aferra a su victoria: “Un plan b sería desconocer el mandato del 22 de octubre”.

"Siento que hay una enorme preocupación y hasta escepticismo justificado de que el régimen vaya a cumplir la palabra empeñada. Los incentivos llegan en el presente, pero sus cumplimientos se van a ir produciendo a lo largo del tiempo. Quien tiene la capacidad hasta ahora para generar incentivos es el Gobierno de Estados Unidos. Y ellos han sido muy enfáticos en que si esto no se cumple, las licencias se van a revertir. Quiero confiar en que el acuerdo se cumple por las dos partes", advirtió.

"Lo que más me preocupaba era que los venezolanos perdiéramos la confianza en nosotros mismos si la primaria no se daba. Eso habría sido devastador. Nos ha demostrado de lo que somos capaces y eso es lo que más hay que cuidar. Está derribando las barreras que el régimen construyó entre nosotros", sostuvo en la entrevista con el medio español.

Lectores: 256

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: