Nacionales
Enfrentamientos

Los ataques del régimen de Nicolás Maduro contra guerrilleros en la frontera entre Venezuela y Colombia

En la región fronteriza, los grupos disidentes se enfrentan por los territorios dejados por las desmovilizadas.

El Gobierno anunció que dos militares murieron y 32 insurgentes quedaron detenidos. El Ejército solo está atacando a los miembros del grupo que se opone al liderazgo de los antiguos jefes, “Jesús Santrich” e “Iván Márquez

Los únicos que sabían con certeza el día y la hora casi exacta de que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) atacaría a unos kilómetros de La Victoria en Apure, fueron los ocupantes del campamento de la disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), al mando de Miguel Botache Santillana alias Gentil Duarte enfrentado a Jesús Santrich e Iván Márquez, los jefes de la Nueva Marquetalia.

En este tercer ataque contra las disidencias de las FARC, lo que queda muy claro es que el Ejército venezolano solo está atacando a una parte de ese grupo para que abandone el territorio ocupado.

La Fuerza Armada informó que varios “efectivos militares resultaron heridos y murieron el mayor Edward Ramón Corobo Segovia y el primer teniente Yonathan Miguel Duarte”. Nuevamente serán los familiares y sus amigos quienes lloren al oficial asesinado, como años antes ocurrió en Amazonas, en El Catatumbo, en Apure, en el Táchira, entre otros lugares donde han caído militares venezolanos.

En lo que podría ser el uso más perverso de los soldados venezolanos, la Fuerza Armada (FANB) estaría siendo usada para eliminarle los adversarios internos que, dentro de las FARC, tienen Jesús Santrich e Iván Márquez, a quienes Nicolás Maduro ha manifestado simpatía. La disidencia de las FARC, desde que desapareció el secretariado luego de los Acuerdos de Paz, es variada, son diferentes grupos y sin un factor ideológico de cohesión.

Las fronteras de Venezuela están siendo azotadas y permeadas, desde hace años, pero con mayor tolerancia desde la llegada de la revolución bolivariana al poder, y más abiertamente con Nicolás Maduro; desde el alto gobierno se le ha permitido al Ejército de Liberación Nacional (ELN) funcionar con poder, armados, uniformados y usando a jóvenes venezolanos como combatientes en varios estados del país.

De manera que la lucha de la Fuerza Armada, que lideran el ministro Vladimir Padrino López y el comandante estratégico operacional Remigio Ceballos Ichaso, no está combatiendo a la guerrilla en su totalidad, sino solo a la disidencia de las FARC que no se quiso subordinar a alias Jesús Santrich.

Entre quienes se rebelan contra la Nueva Marquetalia está el grupo de Gentil Duarte, aliado a Jorge Eliécer Jiménez Martínez alias Arturo, quien junto a Fabian Guevara Carrascal alias Ferley controlaban el territorio de Apure (Venezuela) a la altura de Arauquita: sus campamentos son los que han sido atacados por la FANB.

En horas de la mañana del sábado 21 de marzo, habitantes de La Victoria, en el estado Apure, observaron el sobrevuelo de aviones K8, aeronaves que Venezuela posee en dos grupos aéreos, el Grupo 15, en la Base Rafael Urdaneta, en Maracaibo, y el Grupo 12, en la Base Aérea Vicente Landaeta Gil, en Barquisimeto.

Ayer hubo silencio por parte del Alto Mando Militar, y hoy lunes, el ministro de la Defensa publicó un comunicado anunciando que “se sostuvieron enfrentamientos con grupos irregulares”, sin señalar el nombre de la agrupación.

Agregó que “fue neutralizado uno de los cabecillas conocido como alias El Nando, capturados 32 sujetos, destruidos seis campamentos y decomisado armamento, municiones, explosivos, pertrechos de guerra, vehículos y drogas”.

Por parte de Colombia, Etelivar Torres Vargas, el alcalde de Arauquita, población que queda frente a La Victoria, solo separada por los ríos Cutufí y Arauca, dijo que se estaban preparando para recibir a la población desplazada de ambas nacionalidades, como en efecto sucede, porque gran cantidad de pobladores fronterizos de La Victoria, Arenales, Sector 8, El Ripial y Guafitas cruzaron la frontera tratando de ponerse a salvo de las consecuencias del operativo militar.

El secretario de Gobierno de Arauquita, Juan Carlos Agudelo, dijo que “desde tempranas horas se inició un operativo por parte de las fuerzas armadas venezolanas, en su territorio, y han escuchado bombardeos y ráfagas de fusil”. Militares colombianos custodian el Hospital San Lorenzo de Arauquita, que se preparó para recibir a heridos que llegaran del lado venezolano.

En territorio venezolano se sintió el pánico entre los habitantes de la frontera en Apure, incluso en Arauquita (Colombia) se alarmaron por las explosiones y los tiroteos desde los helicópteros, así como de los fusiles que dispararon en tierra soldados y guerrilleros.

Lectores: 224

Envíanos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: