Mundo NOVA
¡Una loca!

Mujer es condenada a prisión en Reino Unido por crear 30 cuentas falsas de Instagram para acusar a su ex novio de acoso

El oficial judicial Ian Harris dio por sentada la inocencia de Louis Jolly, de 22 años.

Courtney Ireland-Ainsworth, de 20 años, fue condenada a 10 meses de cárcel en el Reino Unido por amenazarse a sí misma desde cuentas falsas de Instagram para hacer que su ex novio fuera arrestado.

La trabajadora de DHL creó hasta 30 perfiles falsos, con el objetivo de acusar ante las autoridades a su ex pareja, Louis Jolly, de 22 años. La joven aseguró que él era el autor de los mensajes “viles” que le enviaron a través de sus redes sociales, detalló el Daily Mail.

Courtney, que en ese momento tenía 19 años, denunció a Louis porque supuestamente la amenazó con apuñalarla. También le dijo a la policía que rompió objetos en su casa, puso un ladrillo en la ventana de su abuela y amenazó con matarla a ella y a su novio.

Sin embargo, la policía solicitó los datos de las cuentas a Facebook y, tras recibirlos, descubrieron que al menos 17 de ellas fueron creadas con dos de las direcciones de correo electrónico y direcciones IP de Ireland-Ainsworth conectadas a su casa y teléfono móvil.

A raíz de estas acusaciones, el hombre fue arrestado seis veces por asalto y acecho. Pasó 81 horas bajo custodia. Recibió una orden de protección provisional contra el acecho, el viernes 4 de diciembre de 2020, y estuvo en libertad bajo fianza durante seis semanas con un toque de queda domiciliario vigilado electrónicamente, entre las 7 de la noche y las 7 de la mañana, todos los días.

Paul Blasbery, el fiscal, afirmó ante el Tribunal de la Corona de Liverpool que Courtney hizo numerosas llamadas a la policía entre el 15 de julio y el 13 de diciembre de 2020. Además, proporcionó capturas de pantalla de los mensajes y los nombres de las cuentas de Instagram que atribuyó a su ex novio.

El oficial judicial Ian Harris le dijo a Ireland-Ainsworth: “Usted creó una red de engaños venenosos completamente ficticia, pero superficialmente creíble durante más de cinco meses”. Mientras ella lloraba desde el banquillo, le dijo que la enviaría a prisión.

Harris redujo la sentencia de la mujer debido a problemas de salud mental y le dio crédito por su declaración de culpabilidad. Al encerrarla durante 10 meses y hacer una orden de restricción de 10 años, agregó: “Extiendo mis condolencias a la familia Jolly por lo que han tenido que sufrir en sus manos”.

Lectores: 109

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: