Nacionales
Conflicto territorial

Sigue la tensión en El Esequibo: delegaciones de Venezuela y Guyana instalaron una Comisión Mixta de Alto Nivel

La reunión sirve para “consolidar la región como zona de paz, cooperación y solidaridad”

Los ministros de Exteriores de Venezuela y Guyana se reúnen este jueves en Brasil para tratar la crisis sobre el Esequibo, sin que ninguno de los gobiernos haya cambiado su postura sobre la pugna de este territorio rico en petróleo.

El canciller venezolano Yván Gil se encuentra con su par guyanés Hugh Hilton Todd en una reunión que sigue al compromiso en diciembre de los presidentes Nicolás Maduro e Irfaan Ali para evitar el uso de la fuerza en medio de tensiones que despertaron el temor de un conflicto armado en la región.

Brasil, de hecho, señaló que la reunión servirá para “consolidar la región como zona de paz, cooperación y solidaridad”.

Tras la llegada de las comisiones de ambos países a Brasilia, las partes oficialmente instalaron la Comisión Mixta de Alto Nivel, en la que se crearon subcomisiones que abordan los temas de la controversia territorial por la Guayana Esequiba, reseñó VTV.

Se estima que en las próximas horas las partes hagan una declaración conjunta sobre los acuerdos alcanzados en las mesas de negociación y las tareas pendientes sobre el conflicto.

La instalación de esta Comisión Conjunta Guyana-Venezuela resulta de los acuerdos firmados el pasado 14 de diciembre entre los presidentes Nicolás Maduro y Irfaan Ali, respectivamente, en la isla de San Vicente y las Granadinas.

Gil llegó el miércoles a Brasilia para “una nueva etapa de diálogo directo, de diálogo bilateral”, reseña la agencia AFP.

“Creo que ya el hecho de reactivar este diálogo directo (…) es un éxito para la diplomacia (…) porque aleja cualquier posibilidad de conflicto más allá de la controversia territorial que tenemos”, dijo a VTV.

En la cumbre de San Vicente y las Granadinas se acordó un nuevo encuentro presidencial en Brasil en un plazo de tres meses.

“La reunión es un paso muy importante en el cumplimiento de lo que acordamos en San Vicente”, dijo a la AFP Ali en Georgetown. “Las conversaciones entre Guyana y Venezuela aumentan la estabilidad y el entorno pacífico”.

Gil aprovechó la oportunidad, para agradecer al Gobierno del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, por acoger esta primera reunión, en donde también estarán presentes representantes de la Comunidad del Caribe (Caricom) y representantes de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

“La idea es poder definir los pasos a seguir entre Guyana y Venezuela, para tratar esta controversia de manera bilateral y diplomática. Nos hemos sentado nuevamente y fijado posiciones en donde no participen terceros y alejar la posibilidad de vincular potencias militares extranjeras y encausar dicho planteamiento anclado al derecho internacional”, dijo.

Desde la cumbre de diciembre, las tensiones se recrudecieron a los días con la llegada de un buque de guerra británico a aguas guyanesas, que Venezuela vio como una provocación y respondió movilizando más de 5.600 hombres en ejercicios militares cerca del límite en disputa. La situación no escaló.

Venezuela sostiene que el Esequibo, una región de 160.000 km2 rica en recursos naturales, forma parte de su territorio desde que era colonia de España y apela al acuerdo de Ginebra, firmado en 1966, antes de la independencia de Guyana del Reino Unido, que sentaba bases para una solución negociada y anulaba un laudo de 1899, el cual fijó las fronteras que Georgetown pide a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que ratifique.

Aunque se trata de un litigio centenario, la disputa se recrudeció en 2015 luego de que la petrolera estadounidense ExxonMobil descubriera grandes yacimientos de crudo en la zona en reclamación.

Y las tensiones se acentuaron tras la celebración de un referéndum sobre la soberanía del Esequibo el 3 de diciembre en Venezuela, que impulsó la creación de un estado formal en ese territorio, visto por Georgetown -que lo administra- como un intento de anexión.

Maduro creó incluso una zona militar para esta zona de 125.000 habitantes, presente en el saludo oficial castrense: “El sol de Venezuela nace en el Esequibo”.

Para Iván Rojas, internacionalista venezolano, el encuentro sirve para mantener el “diálogo abierto”, pero no atenderá negociaciones de fondo.

“Es probable que se centre sencillamente en el aseguramiento mutuo de mantenimiento de la paz. Es decir, este acuerdo existe para que haya comunicación constante entre las partes durante un momento de tensión. Nada más, nada menos que eso”, explicó a la AFP el directivo del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales.

Gil aseguró que la agenda de trabajo pasa por “encauzar todas las conversaciones en el marco de este acuerdo” de Ginebra y “revisar todo lo que tiene que ver con el marco de este acuerdo internacional, sobre todo en los espacios marítimos que no han sido delimitados”.

“Revisar y trabajar en función de evitar que terceras potencias o potencias imperiales o militares de gran escala puedan involucrarse en la controversia”, añadió.

Georgetown ha insistido en que estas reuniones no abordarán la disputa territorial, que dejan a la CIJ. Ali dijo más bien que el encuentro serviría para esbozar una agenda con temas relacionados al “comercio, clima, seguridad energética… mejorar nuestra relación de vecindad”.

“Todas estas cosas son cruciales para un entorno estable y pacífico”.

Lectores: 466

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: